martes, 7 de abril de 2009

Candidiasis en "ping-pong"

En las mujeres jóvenes es relativamente frecuente el desarrollo de candidiasis vulvovaginal. Candida es un hongo, en concreto una levadura. Muchas veces en relación al consumo de antibióticos, por ejemplo cuando vamos al dentista, las mujeres sufren la muerte de las bacterias presentes en la vulva y vagina: el lactobacillus. Esto genera un cambio en el pH de la vagina, que se vuelve más alcalino (o menos ácido) y favorecerá la proliferación de candida, con la consiguiente infección vulvo-vaginal.
Hasta aquí bien. Lo normal es que el médico no le de importancia al hecho y trate a la mujer con óvulos vaginales antifúngicos, con lo que mejorará.
Sin embargo, muchas veces esta mujer tendrá relaciones sexuales con su pareja, lógicamente. Entonces, si su pareja es un hombre, la infección por candida se transmitirá y el chico puede sufrir una balanitis por candida o simplemente colonizarse. Cuando ella finalice el tratamiento, volverá a infectarse y el ciclo se repetirá de forma continuada si no lo paramos. A esto se le conoce con el nombre de candidiasis en "ping-pong".
Lo habitual para solucionar este círculo vicioso es el uso del preservativo y en ocasiones será necesario también tratar al varón.

2 comentarios:

  1. En Bangkok las chicas hacían el show del "ping-pong". No creo que sea lo mismo.

    ResponderEliminar
  2. Es parecido pero no exactamente lo mismo. El show de Bangkok es mucho más entretenido e instructivo.

    ResponderEliminar